–    ¿Por qué elegiste la pintura abstracta?


–    Porque es el lenguaje que mejor me permite trasmitir lo que siento. Con la pintura abstracta, sobre todo con la que hago últimamente, puedo expresarme libremente, sin pesar en composición ni buscando el perfeccionamiento. La verdad es que antes hacia también mucha pintura realista, pero llegó un punto en que se convirtió en algo tan técnico, que decidí romper con todo y dejarme llevar por lo que sentía. Tuve la necesidad de experimentar con nuevas técnicas y materiales que me llevaron a nuevos resultados, sin tantos tecnicismos compositivos.


–    Utilizas material de carga en tus pinturas. ¿Es algo que haces desde el principio?


–    Si, suelo utilizar diversas tierras, polvo de mármol, hormigón, pigmentos... y esta es la parte del proceso que más me gusta, ya que siento que conecto con los materiales. La verdad es que siempre he añadido texturas a prácticamente todas mis obras, porque me gusta “pastar” la tierra, pero sí que es verdad que en la última colección, la textura gana protagonismo. De hecho, podría decir que desde pequeña ya creaba pinturas con texturas utilizando sal, tierra, arena, papel encolado... Ahora simplemente he rescatado mis técnicas de la infancia y las he unido a los conocimientos adquiridos en la universidad para crear mi propia técnica.


–    Los títulos de tus piezas tienen que ver con transiciones emocionales y personales. ¿Nos cuentas un poco por qué?


–    Cuando estalló la pandemia decidí realizar un diario pictórico para trasmitir lo que sentía. El miedo, la incertidumbre y la oscuridad del momento se podían ver reflejados en mis dibujos. Llegó un día en que decidí salir de ese bucle y sacar lo mejor de mí en mis pinturas, y la música de alta frecuencia me ayudó a conseguirlo. Empecé con emociones como la aceptación, y seguí con emociones como la paz, el amor o la gratitud acompañadas del color dorado como símbolo de iluminación.


–    ¿Cómo fue que introdujiste la música de alta frecuencia? En tu biografía ya comentas también, que la utilizas para introducirte en un estado profundo de introspección.


–    La descubrí mientras estudiaba en la universidad y desde entonces he seguido escuchándola. En su momento fue una buena técnica para concentrarme en los examenes, en la actualidad y sobre todo en este proyecto, es crucial para  conectarme conmigo misma y fluir dejando atrás los malos pensamientos.

Producto añadido al wishlist

(Aplicar cupón dto. ATTYCK1A al finalizar compra)