- Háblanos un poco de la serie de Pinturas Negras que expones en Attyck.


La serie de Pinturas negras es un proyecto de prolongación en base a mis primeros trabajos artísticos, donde desarrollaba una serie de cualidades y características plásticas que me servían de denominador común a lo largo de la tarea creativa. Por ello cuando afronto un proyecto, el ejercicio lo desarrollo con un número considerable de obras. En pintura negras se da la circunstancia que abordo un tema muy recurrente desde el punto de vista de la tradición pictórica española. Históricamente en España hemos tenido una idiosincrasia y un clasicismo artístico muy singular, con un carácter oscurantista, lúgubre e inclusive hasta sórdido. Es esa tradición lo que me seducía a la hora de abordar el proyecto. La idea de confrontar personajes de obras de artista de época con un carácter formal, en contrapunto con el uso informal del color y la macha pictórica, era algo que me invitaba a proporcionar al espectador un estado de tensión psicológica dentro de un marco de sobriedad artística.


- ¿Cómo surge la idea de hacer unas piezas que sean un homenaje a otros artistas?


El recorrido histórico desde el Greco, pasando por artistas como Goya, Ribera, Valdés Leal, Zurbarán, artistas del S.XIX como Zuloaga, Madrazo, Romero de Torres, y desembocando en artistas del mediados del S.XX, pertenecientes al grupo Dau Al Set y posteriormente al Grupo El Paso, como por ejemplo  Zóbel, Millares, Saura, Rivera o la artista alicantina Juana Francés; es el claro paradigma de esas tradición pictórica negra, y por ello, en consecuencia pretendía comprimir artísticamente ese concepto en el proyecto con un carácter apropiacionista que confrontara con la pintura de comportamiento metafórico, generando conceptualmente los extremos de todo ese recorrido histórico que va desde el s. XVI hasta mediados del XX. El ejercicio para mí supuso un desafío, porque intentar rezumar ese espíritu y tradición en una obra contemporánea sin caer en el oportunismo ni el simulacionismo, requirió conocimiento y análisis de nuestra historia artística.


- En estas piezas, el color rojo de la mancha destaca mucho. ¿Tiene un significado específico el que hayas elegido este color?


Por norma general el uso del color rojo es muy recurrente en la mayor parte de mis proyectos, no sólo en este de Pinturas Negras. Para mí, el uso del color rojo es una clara metáfora y punto de inflexión en el proyecto, porque manifiesta el espíritu y la clave de la idea. Es el vehículo y el aglutinante para enlazar lo formal e informal, es la llave para entender el contenido y el motivo de la inquietud artística.


- ¿Por qué eliges el cartón como fondo de la obra?


El uso del cartón como soporte de la obra fundamentalmente es por varias razones; en primera instancia el soporte de papel y cartón es ideal para la versatilidad que implica la mayor parte de mis proyectos, me interesa el resultado instantáneo que me ofrecen esos soportes a diferencia de otros. En este caso concreto, en el proyecto de Pinturas Negras, el uso del cartón es porque de base me ofrece ese color pardusco que tradicionalmente se daban en los fondos de la mayor parte de la obras del barroco de la contrarreforma española; ese aspecto paupérrimo y austero en las escenas me seducía mucho a la hora de presentar o representar el carácter sobrio que buscaba en trabajo.

Producto añadido al wishlist

(Aplicar cupón dto. ATTYCK1A al finalizar compra)