Colección
Coleccionistas

Desde Altamira hasta Bansky, el arte ha escrito una historia apasionante. Cada movimiento está unido indefectiblemente al siguiente, como los eslabones de una cadena que no parece tener fin. El street art tiene su punto de unión con las pinturas rupestres, y Picasso empezó a deconstruir las figuras a partir del deslumbramiento causado por el arte africano. Sustentando todo, está el llamado arte consagrado, esas obras de arte excepcionales que representan los mayores logros culturales de la humanidad. Siguen aquí, con nosotros, en los museos y en las colecciones privadas, dando fe de que el paso del tiempo es determinante en la concesión del marchamo de obra de arte, de todas aquellas obras maestras que han ayudado y siguen ayudando a mejorar el mundo.

Producto añadido al wishlist