Espacios imaginarios

Espacios imaginarios (1996)

409 €

Detalles del producto

Disciplina
Pintura
Obra única
Técnica
Acrílico
Dimensiones
120 x 80 cm

Descripción

La obra
Acrílico sobre tabla
Descripción teórica
Después del lenguaje, la imaginación es el arma más poderosa que el ser humano tiene a su alcance. Los espacios imaginarios son mundos irreales, ajenos a toda normal o limitación. En estos peculiares parajes reina la fantasía y el ingenio. Dicen que los poetas, los músicos y los pintores son maestros creadores de este tipo de universos. Puede que sea cierto, pero lo que no podemos dudar es que Aikaide era un experto en crear sus propias dimensiones. Esta obra pertenece a la serie Mundo Aik, una colección de obras que retratan el universo interior del artista.
El artista
Gijón (España)
Aikaide nació en 1948 en Langreo, Asturias. Fue un pintor de vocación tardía, sus primeras obras datan de 1996. Su pasión por la pintura comenzó siendo una mera afición, pero acabó siendo una auténtica necesidad. El legado del artista se compone de más de 4.000 piezas, todas y cada una de ellas dotadas de una personalidad abrumadora.
El artista fue siempre un ser libre atrapado por los demonios de su enfermedad, pues padecía esquizofrenia. Sus obras reflejan los buenos y malos momentos que atravesó en su convivencia con este trastorno. La lucha interna del pintor se combatió a pinceladas. En sus cuadros empleaba el color y las formas para transmitir a los demás una imagen de ese mundo interior que no cesaba de crecer en él.
Sus amigos lo recuerdan como un hombre generoso y sensible. Todo un fanático de la comida y los buenos momentos que compartía junto a sus seres queridos. Otra de sus grandes pasiones fueron sus perros, Lys y Jano, a los que llegó a adorar más que a nada en el mundo. Aikaide siempre se mantuvo fiel a sus raíces asturiana, un pilar que le hizo aferrarse a la vida.

Este peculiar artista no solo tuvo talento para el pincel, sino que también era un virtuoso de la pluma. Sus textos están custodiados por sus amigos y poco a poco serán difundidos junto con el resto de la obra. La vida de Aikaide fue un transcurso de acciones constantes dentro del mundo del arte. Consiguió crear un mundo cargado de surrealismo, expresiones extremas, vitalidad, tragedia, y en ocasiones comedia. Por encima de todo reivindicó la libertad para poder ser quien él escogiera.
Producto añadido al wishlist